Qué hay que saber para hacer buenas fotografías I

Los verbos que mejor definen a la fotografía nos son "enfocar" y "disparar" sino "mirar" e "interpretar"

Introducción

Es obvio que lo tuyo es la fotografía, ¡si no!, ¿de qué estarías leyendo este texto?. Pero, por mucho que te cuenten, para hacer buenas fotografías, solo se necesitan dos cosas, “tener algo que contar” y “saber como contarlo”, tan sencillo como eso. Dará igual si te has gastado 5 mil euros en equipo, tienes los objetivos más luminosos del mercado o por el contrario, tienes una pequeña y económica cámara compacta.

Los verbos que mejor le van a la fotografía

no son “enfocar y disparar”,

sino “mirar e interpretar”

 

Los verbos que mejor le van a la fotografía no son “enfocar y disparar”, sino “mirar e interpretar”, saber ver y adecuar lo que se ve, para transformarlo en una imagen bidimensional, enmarcada en un soporte de papel y que en su conjunto formen una historia, significarán el verdadero y único camino de inicio hacia la buena fotografía.

Educarnos en esa capacidad de observación e interpretación, debería significar una prioridad de cualquier fotógrafo que se considere serio. Mucho más allá incluso, del conjunto de cámaras y objetivos de que disponga o se pretenda disponer. No digo que tu equipo no suponga una enorme ayuda en el momento de la captura de tus imágenes, pero no son más que herramientas, ¡recuerda! “si no tienes nada que contar y/o no sabes cómo contarlo con tu fotografía, nada contarás con ella”. ¡Después de todo “no es el caldero lo que hace al cocinero”!.

no es el caldero lo que hace al cocinero

 

Educar nuestro ojo y nuestro cerebro, para contar historias enmarcadas, que logren provocar una reacción a quién la mira, requiere centrar nuestro tiempo y esfuerzo en estudiar y conocer como se forma una imagen a través de nuestros sentidos (sensaciones) y como ésta se transfiere al cerebro para que la interprete y la transforme en (percepciones). En este proceso, intervienen factores culturales, nuestro entorno más inmediato e incluso nuestra propia escala de valores, pero también en esto hay leyes, el conocimiento de éstas influirán de forma positiva en tus próximas capturas..

A través del binomio sensación/percepción, captamos e interpretamos la realidad que contemplamos. Esta interpretación, no depende exclusivamente de nuestros conocimientos del mundo, lo hace también de como asociamos los elementos que intervienen en ella en base a nuestras propias experiencias.

Nuestro cerebro ordena toda la información (percepción) que recibe, tanto objetivas: vista, tacto, oído, olfato y gusto, como subjetivas: kinestésicas, orgánicas y cinemáticas, siguiendo un patrón prediseñado según algunas leyes definidas en la psicología de Gestalt o psicología de las formas. Este orden establecido es de carácter primario y por si mismo, cada uno de estos elementos no podría facilitarnos información suficiente para definir con claridad lo que pretendemos transmitir con nuestras imágenes. Así, la psicología de Gestalt se define con el axioma: El todo es mayor que la suma de las partes, con lo cual se pretende explicar que todo lo que percibimos e interpretamos en nuestro cerebro, se concentra en una única figura (atención selectiva), pero que sin embargo, ésta forma parte de un conjunto más amplio, o sea, transformamos las sensaciones carentes de sentido por si mismas, en percepciones que poseen un sentido completo.

El todo es mayor que la suma de las partes

 

Cubo de Necker

Cubo de Necker

Solo podemos centrar nuestra atención en una única percepción y cuando aparece una nueva, se desvanece la anterior. Vamos a fijarnos en “El Cubo de Necker”, podemos organizar las figuras que aparecen en esta imagen en grupos diferentes, formando cada uno de ellos, versiones distintas de una misma imagen, todas coherentes y plausibles, nuestra mente, pasará de una figura a la otra, aun siendo conciente de que existen diferentes alternativas. Esto demuestra el principio de que nuestra atención es selectiva. Piensa en tu nariz…….., ¿la percibes?……., ¡sí!, ¿verdad?…….. ahora sientes como un cosquilleo en ella, pero seguro que mientras estabas leyendo el texto anterior, ni tan siquiera te habías percatado de su existencia….. ¡pero seguía estando ahí, delante de tu cara.

¿Qué hay que saber para hacer buenas fotografías? II

 

 

Bibliografía:
  • La Imagen, Roberto Aparici, Agustín García Matilla, Manuel Valdivia Santiago. UNED, Madrid 1992.
  • Psicología, David G. Myers, Editorial Médica Panamericana, Madrid 1999
  • Estética fotográfica, Joan Foncuberta, Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2003
  • El Ojo del fotógrafo, Michael Freeman. Ediciones Blume, Barcelona 2008
  • Composición, David Präkel, Ediciones Blume, Barcelona 2007
  • Psicología de la Gestalt – Wikipedia

 

 

Fotógrafo Tenerife

José Castellano Socio Fundador y Vicepresidente de Profocan. Fotógrafo Profesional, Delineante Proyectista y Montañero